RSS

Mari Ángeles López: de Bailén a …

Volvemos a Estados Unidos…

Bartolomé del Águila, el vecino …

Bartolomé del Águila es e…

El tobogán acuático divierte a m…

Centenares de bailenenses…

Una de cal y otra de arena para …

El Recreativo de Bailén h…

El Recre vuelve hoy a la Copa Pr…

Segunda cita de pretempor…

Convocada la octava edición de B…

Las concejalías de Cultur…

Localizan en su casa el cadáver …

En torno a las 21 horas a…

El Movimiento por la Industria s…

El pasado viernes, 10 de …

El PSOE pide al alcalde adaptar …

El secretario general del…

El gran tobogán acuático regresa…

Casi se está convirtiendo…

«
»
TwitterFacebookGoogle+

Sandra Padilla: de Bailén a Bruselas

Nos adentramos en el corazón de Europa, donde nos espera una bailenense que no para de hablar y hablar… ella es Sandra Padilla. Con tan sólo 29 años ya habla tres idiomas y ha trabajado en varias capitales europeas. Actualmente reside en Bruselas, capital de Bélgica y de Europa. Situada en lo que se conoce como el Benelux, la zona de Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo. Allí, es donde se encuentran la Comisión, el Consejo y el Parlamento Europeos.

Conozcamos un poco más a Sandra…

¿Qué te hizo salir de Bailén?
Mi primera experiencia en el extranjero fue con 18 años cuando fui a Malta durante un mes para aprender inglés. A partir de ese momento tuve claro que quería trabajar en un ambiente multicultural, que quería aprender bien inglés para poder comunicarme y sobre todo tenía claro que quería viajar y conocer mundo.

Comencé la Diplomatura de Turismo en Córdoba, las inquietudes por aprender más, conocer gente y vivir nuevas experiencias me llevaron de intercambio a Zaragoza y, más tarde, de Erasmus en París. Siempre estoy investigando algo para moverme y expandir mis horizontes, no puedo estar más de dos años en la misma ciudad, me aburro (ríe). Aunque en Bruselas llevo viviendo casi tres años ya.

Cuando terminé la carrera decidí estudiar un Máster en Protocolo y Organización de eventos en Madrid y gracias a las prácticas de este máster (en los premios Goya, en la presentación de la revista Grazia en España, premios José María Forqué, mundial de Balonmano, etc.)  pude entrar como coordinadora de eventos, y más tarde en el departamento de Comunicación, en el hotel Silken Puerta América de Madrid, un 5 estrellas gran lujo diseñado por 16 arquitectos y diseñadores diferentes, y fue allí donde mi pasión por el arte, la moda y los eventos me hicieron plantearme volver a París, perfeccionar el francés y estudiar un Máster en Marketing y Comunicación de Moda y Lujo.

Durante un año estuve en París como Au Pair cuidando de tres niños (mis pelirrojos Edmée, Céléste y Gabriel), que a día de hoy son como mis hermanos (voy a París a verlos siempre que puedo) y mis mejores maestros, pues todo el francés hablado, el del día a día, el que no viene en los libros, lo aprendí con ellos, así como millones de cosas que sólo los niños pueden enseñarte, como su forma de ver el mundo.

Cuando volví de París, considerando que ya estaba preparada para encontrar trabajo, (diplomatura, dos Master y tres idiomas) estuve enviando currículos durante seis meses y en España no encontraba nada de lo mío y, si encontraba, eran prácticas o contratos precarios en los que más que ofrecerte la oportunidad de crecer, se aprovechan de ti. Decidí cumplir mi propósito e ir a París a trabajar y estando allí echando currículos (justo la semana de los atentados) se me presentó la oportunidad de hacer una entrevista en Bruselas, y allí que me fui, un par de días después de los atentados estaba pasando mil controles de seguridad para poder salir de Francia y entrar en Bélgica a probar suerte. 

Fue así como cambiaron mis planes 180 grados y empecé a trabajar como coordinadora de eventos en el Hotel Silken Berlaymont de Bruselas, un hotel de 4 estrellas situado en frente de la Comisión Europea.  Hoy dia NH EU Brussels Berlaymont.

¿En qué trabajas?
En un hotel, tras haber pasado por los puestos de Event Coordinator (coordinadora de eventos) y Groups Sales Executive (ejecutiva de ventas de grupos), ahora soy Groups & Events Manager (responsable de grupos y eventos). Mi trabajo consiste en organizar y supervisar el trabajo de los departamentos implicados del hotel para la celebración todo tipo de eventos y llegada de grupos. Nuestros clientes son la mayoría relacionados con la Comisión Europea, desde desayunos de trabajo para Ministros, Embajadores, Presidentes y representantes de las instituciones Europeas, hasta comidas, cenas, pequeñas ruedas de prensa y reuniones a puerta cerrada en las que se discuten temas determinantes para el futuro de Europa. Es apasionante el protocolo y la organización que conlleva este tipo de eventos. Me encanta mi trabajo, me apasiona trabajar en un ambiente multicultural, estar en contacto con gente de diferentes países y culturas y con personalidades tan importantes, no pasa un día en el que no aprenda algo nuevo. Y lo mejor de todo, tengo la suerte de poder ejercer y continuar formándome en aquello que he estudiado. Sacar fruto a todo el esfuerzo y el estudio que he llevado a cabo, tanto en la carrera como en los másteres y en los idiomas. Pues mi trabajo se desarrolla básicamente en inglés, pero el día día en las relaciones sociales es en francés.

Para quien no te conozca, ¿quién es tu familia o cómo te conocen en Bailén?
Mi madre es Mercedes la de la tienda de “Cloché”, aunque ésta ya haya desaparecido mucha gente nos conoce por ello. Mi padre es Miguel Ángel Padilla, de los Rosarios, mi abuela paterna, Catalina Lendínez, es muy conocida y querida en Bailén y estaba casada con mi abuelo “Antonio el de los Rosarios” que tenía “La fabriquilla” en el Moredal.

¿Qué es lo que más te gusta de la ciudad o el país? ¿Y lo que menos?
Si tuviera que decir algo que me encanta de esta ciudad diría, aunque suene redundante su multiculturalidad, lo cosmopolita que es, la diversidad de sus gentes y la manera en la que todos conviven (aunque este clima social se haya visto alterado debido a los hechos acontecidos estos últimos meses).

Algo que no me gusta, el clima por supuesto (ríe) en Bélgica toda mujer debe llevar en su bolso unas gafas de sol y un paraguas, pues a las 11 de la mañana truena y llueve a cántaros y a las 2 de la tarde sale el sol, hasta las 3 que vuelve a diluviar. Por lo general la vida aquí tiene una calidad bastante buena, las condiciones de trabajo son mejores que en España, es fácil acceder a un contrato indefinido, las empresas ofrecen muchas oportunidades y la ciudad no es tan cara como otras capitales europeas.

He de decir que, como en todo en esta vida, mi principio en este país fue difícil, mucho papeleo, la búsqueda de un apartamento (tengo la suerte de poder permitirme un pequeño apartamento para mí sola cerca de mi trabajo en el barrio Europeo de Bruselas, pero encontrarlo, sin tener todos los papeles en regla, fue muy difícil, aquí está todo muy controlado), integrarte en su forma de vida y cultura. Por ejemplo, para mí el tema de los horarios fue bastante engorroso, ¡comer todos los días a las doce y cenar a las 19:00 y a las 18:30 todas las tiendas cerradas! Pero sobre todo el estar lejos de tu familia y de tus amigos.  Pues cuando llegas aquí no conoces a nadie y hay momentos en los que te sientes verdaderamente sola.

Pero como te iba diciendo, la vida aquí está bien, tengo la suerte de tener a mi alrededor un grupo de compañeros de trabajo y amigos bastante bueno, esa es tu familia cuando estas lejos de casa, y la verdad que yo puedo estar bastante orgullosa de ellos, de cómo me han acogido y de todo lo que me están enseñando. Después del trabajo a veces salimos a tomar unas cervezas, típico plan belga (ríe) y los fines de semana siempre planeamos excursiones, vamos a los mercados que hay por la ciudad (algo que me encanta, porque puedes comprar flores, me apasiona las flores jeje, y frutas y verduras frescas a buen precio)  o vamos a alguna ciudad o país de alrededor, pues Bruselas está muy bien situada estratégicamente para visitar ciudades preciosa de Bélgica y de los países colindantes.

Entre tanto, también recibo visitas de mis amigos y mi familia que están en España o que se han visto, como yo, obligados a emigrar a otro país de Europa. Estas visitas, juntos con las llamadas de teléfono y Skype, Whatsapp y Facebook, son las que hace que el tiempo y la distancia se hagan más livianas, pues cada persona que viene a pasar unos días conmigo, o con la que hablo un rato, es un chute de energía que me ayuda en mi día a día y a ver la (incierta) vuelta a España un poco más cerca.

¿Te planteas volver en algún momento a Bailén?
A veces sí, pienso en mis amigos y familia que viven allí, y en cierto modo me entra morriña y me gustaría volver, pues la vida en el pueblo parece tan simple y tan fácil, rodeada de amigos y de familia, con todas las comodidades a sólo un paseo desde casa, que me entran ganas de coger la maleta e irme corriendo para allá. Pero por otro lado, después de tanto esfuerzo y sacrificio por labrarme un futuro mejor, sería frustrante volver y no poder continuar desarrollándome profesionalmente. Aunque no hay que perder la esperanza. Somos la generación del futuro y estoy segura que algún día volveremos a nuestro lugar de origen y haremos de él algo mejor para las generaciones venideras. Para ellos trabajamos en la asociación “Ideas for Spain”, de la que soy la Communication Project Manager en la delegación de “Ideas for Jaén”. Nuestra idea es reunir el talento autóctono que ha tenido que salir al exterior para desarrollar su profesión y recolectar ideas que aporten valor y oportunidades a nuestra tierra.

¿Qué es lo que más echas de menos de tu pueblo?
Mi familia, mi perro, mi casa y mis amigos. La espontaneidad y la naturalidad con lo que todo surge en el pueblo. Aquí es difícil hacer planes de un día para otro, tienes que estar siempre coordinando las agendas de la gente con la que quieres quedar. Es algo que echo mucho de menos, mandar un mensaje a tus amigos y quedar a echar unas cañas en Piñero o tomar un café en el Dalai sin pensarlo dos veces. Entrar en cualquier bar sin hacer una reserva, salir a pasear, o tomarte un helado en los Valencianos y cruzarte y saludar a todo el mundo, (ríe) aquí nadie conoce a nadie y todo el mundo va muy serio.

También echo de menos todas nuestras fiestas, siempre hay algo que celebrar con los amigos y la familia, salir a la calle en Semana santa, el día del Corpus, el día de Andalucía, carnaval, la romeria o los Santos. Todos los meses hay un motivo para reunirse y pasarlo bien. Es una cosa que cuando estás allí creo que no aprecias, pero una vez fuera te das cuenta de la felicidad que aportan esos momentos que compartimos con los nuestros.

Desde el extranjero ¿se conoce Bailén?
No mucho, pero sorprende que utilizando como referencia el ladrillo o la Batalla de 1808 haya gente a la que sí que le suena el nombre. Y para los que no le suenan, ahí estoy yo, como muchos otros bailenenses emigrantes, para hablar sobre nuestro preciado oro líquido, nuestra maravillosa cerámica y nuestra gran victoria ante los ejércitos napoleónicos. Mi círculo de amistades ya sabe de pe´ a pa´ quien fue María Bellido, Felipe de Neve y que el mejor aceite del mundo viene de Jaén. Me encanta presumir y enseñarle vídeos de nuestras fiestas, de los soldados y de los fuegos artificiales, de la recreación y de la Semana Santa: Y, sobre todo, y cuando tengo la oportunidad, les regalo alguna que otra botellita de aceite para que luego hagan sus pedidos por internet (ríe).

Si conoces a algún bailenense que resida fuera de España y quieres que aparezca en esta sección escríbenos a info@bailendiario.com

Más Noticias

Localizan en su casa el cadáver de un…

13 agosto, 2018 | Redacción Local

En torno a las 21 horas agentes de la Policía Local y Guardia Civil, acompañados del Servicio de Emergencias accedieron…

El Movimiento por la Industria se concentra en…

13 agosto, 2018 | Redacción Local

El pasado viernes, 10 de agosto, la plaza del General Castaños fue escenario de una concentración por el cumplimiento del…

El PSOE pide al alcalde adaptar la normativa…

11 agosto, 2018 | Redacción Local

El secretario general del PSOE de Bailén, Víctor Abolafia, insta al alcalde del municipio, Luis Mariano Camacho, a que el…

El gran tobogán acuático regresa a Bailén

10 agosto, 2018 | Redacción Local

Casi se está convirtiendo en una tradición: el tobogán acuático regresa a Bailén el próximo 19 de agosto para mitigar,…

A %d blogueros les gusta esto: