RSS

Mari Ángeles López: de Bailén a …

Volvemos a Estados Unidos…

Bartolomé del Águila, el vecino …

Bartolomé del Águila es e…

El tobogán acuático divierte a m…

Centenares de bailenenses…

Una de cal y otra de arena para …

El Recreativo de Bailén h…

El Recre vuelve hoy a la Copa Pr…

Segunda cita de pretempor…

Convocada la octava edición de B…

Las concejalías de Cultur…

Localizan en su casa el cadáver …

En torno a las 21 horas a…

El Movimiento por la Industria s…

El pasado viernes, 10 de …

El PSOE pide al alcalde adaptar …

El secretario general del…

El gran tobogán acuático regresa…

Casi se está convirtiendo…

«
»
TwitterFacebookGoogle+

Francisco Rusillo: de Bailén a París

Seguimos conociendo bailenenses que han emigrado fuera de España y da la casualidad que en esta ocasión también es un músico, como en nuestra última entrega. Se trata del saxofonista Francisco Rusillo Márquez, un joven de 25 años que desde hace dos años vive en París, la ciudad del amor, concretamente en el Colegio de España, ubicado en la Ciudad Universitaria de esta ciudad, en un campus universitario en el que hay más de 50 casas de diferentes países.

Conozcámos un poco más a “Rusi”, como se le conoce cariñosamente…

¿Qué te hizo salir de Bailén?
A grosso modo, llevo 6 años viviendo fuera de casa. Salí en 2012 para ir a Sevilla a estudiar la carrera de Música en el CSM “Manuel Castillo”. Podría haber elegido estudiar la carrera en Jaén, ya que el Conservatorio Superior había sido creado recientemente, pero tomé la decisión de “dejar el nido”, principalmente por la motivación de mi profesor Marcos López, con el que estudié 6 años en Jaén, quién me animaba a ir a Sevilla con los profesores Juan Jiménez, Alfonso Padilla, también bailenense, y José Antonio Santos. Hoy, seis años después, pienso que la decisión fue totalmente acertada.

Hace dos años, me planteé hacer un máster en el extranjero para continuar con mi formación, y París siempre había sido la ciudad donde quería vivir. Además, el nivel cultural y musical es increíble, y el hecho de vivir aquí durante dos años es para mí un sueño cumplido que me ha cambiado por completo la visión de la vida, tal y como dice Hemingway: “Si tienes la suerte de haber vivido en París cuando joven, luego París te acompañará vayas donde vayas, todo el resto de tu vida”.

A pesar de los desastres que ocurren día a día en el mundo, los problemas económicos, el auge del capitalismo, la tecnología, lo superficial, y la decadencia del humanismo, la cultura y ciertos valores éticos, agradezco simplemente ver aquí a tantísima gente que es feliz leyendo un libro mientras toma un café y disfruta de las vistas de esta preciosa ciudad, va a conciertos, teatros, exposiciones y se interesa por el arte.

¿En qué trabajas?
En la actualidad estudio el segundo año del Master “Musique, Interprétation et Patrimoine” en el Conservatorio de Versailles y la Universidad de Paris-Saclay. Trabajo con el músico Vincent David, quien es para mí el mejor saxofonista del mundo, un genio artístico en todos los sentidos y con el que he aprendido mucho vital y musicalmente estos dos años. Además toco en varias bandas y ensembles de la región parisina.

Para quien no te conozca, ¿quién es tu familia o cómo te conocen en Bailén?
Mi familia, ante todo, son los principales “culpables” de todo lo que he conseguido, por su apoyo, ayuda, motivación y aceptar todas mis decisiones por un futuro mejor, aunque eso conlleve estar 6 años de mi juventud lejos de ellos y perdernos muchos momentos juntos. A veces creo que mis padres merecen mucho más reconocimiento que yo, que al fin y al cabo, sólo hago lo que me gusta, mientras que ellos han volcado toda su vida de trabajo duro y privaciones para dar el mejor futuro posible a sus hijos.

Mi padre es Juan Rusillo, conocido como “Garbanzo”, agricultor. Mi madre es Ana Márquez, ama de casa y “secretaria” de mi hermana y mía, que nos saca de todos los apuros administrativos y burocráticos: trabajo titánico. Mi hermana, Gema Rusillo (profesora de Primaria), casada con Miguel Sánchez, agricultor.

¿Te planteas volver en algún momento a Bailén?
Sí, por supuesto, aunque creo que por mi profesión será difícil instalarme allí definitivamente. Me gustaría volver en un tiempo a vivir en España, a una gran ciudad, y volver a Bailén durante las vacaciones tal y como hago ahora para disfrutar de las pequeñas cosas cotidianas que allí tenemos y que sólo somos conscientes de ellas y las valoramos cuando estamos lejos.

¿Qué es lo que más echas de menos de tu pueblo?
Estar lejos de casa, siempre es difícil, sobre todo al principio y eres joven. Recuerdo los primeros meses, cuando veía por redes sociales a mis amigos pasarlo bien en la romería, las Fiestas u otros actos, y yo estaba cenando sólo en mi apartamento (en los cuales raramente hay televisión en París), mirando a la pared (la gente piensa que normalmente se hace cara a la Torre Eiffel), y yendo a dormir temprano porque al día siguiente, como todos los días en la vida de un músico, tenía que volver a estudiar. Ahí me preguntaba si había hecho bien o debería estar disfrutando de la vida como hacían los demás. Ahora sé que fue la mejor decisión de mi vida, salir de la zona de confort, enfrentarte al mundo y dar lo mejor de ti, para llegar a ser algo.

A pesar de que me encanta el anonimato de una gran ciudad como París, donde puedes salir de casa como quieras, sin peinar o salir vestido como te apetezca sin que te acribillen las miradas y los cuchicheos, echo de menos muchísimas cosas de mi pueblo. Primero de todo, familia y amigos, con los que cada vez que vuelvo tengo la suerte de seguir teniendo la misma relación de siempre, y darme cuenta de lo que han cambiado y crecido personalmente en el tiempo que no nos hemos visto, y retroalimentarme de ello.

El clima, el sol, la alegría de la gente y las cosas buenas de los pueblos: la buena comida de mamá, las reuniones familiares, las cañas y tapas de los sábados con mis amigos, los partidos con mi antiguo club de Balonmano Bailén, las “pachangas” de fútbol, los paseos con mi perra, la ausencia de problemas de una gran ciudad, poder ir andando a cualquier lado, y por supuesto, los desayunos de tostadas con aceite y jamón.

¿Viviendo en París, hay miedo con el tema de los atentados como el que hubo hace unos días?
Sí, a veces sí hay miedo. Afortunadamente desde que estoy aquí no he vivido ninguna situación peligrosa o anormal, sólo los típicos parones del metro porque se ha encontrado una maleta sospechosa, retrasos en trenes etc. Te acostumbras a ver al ejército en armas por la calle y en los vagones del metro, pero más que asustarte, eso te da seguridad. La gente sigue haciendo su vida normal a pesar de los graves incidentes que han pasado en esta ciudad los últimos tiempos, y se escuchan muchas frases como que luchan juntos contra todo enemigo de la libertad.

Desde el extranjero ¿se conoce Bailén?
Exceptuando algún caso, normalmente no se conoce. Soy yo quien se encarga de darlo a conocer. Siempre que estoy con algún francés y me pregunta de dónde vengo, le digo que soy de Bailén, donde el conquistador Bonaparte no pudo con nosotros gracias a la valentía de nuestros antepasados y al insufrible calor veraniego que todos conocemos, y de la ciudad donde está la mejor gente, los mejores bares y tapas, y el mejor aceite de oliva del mundo (lo que siempre es un regalo exitoso asegurado).

Et Voilà, c´est la vie!

Si conoces a algún bailenense que resida fuera de España y quieres que aparezca en esta sección escríbenos a info@bailendiario.com

Más Noticias

Localizan en su casa el cadáver de un…

13 agosto, 2018 | Redacción Local

En torno a las 21 horas agentes de la Policía Local y Guardia Civil, acompañados del Servicio de Emergencias accedieron…

El Movimiento por la Industria se concentra en…

13 agosto, 2018 | Redacción Local

El pasado viernes, 10 de agosto, la plaza del General Castaños fue escenario de una concentración por el cumplimiento del…

El PSOE pide al alcalde adaptar la normativa…

11 agosto, 2018 | Redacción Local

El secretario general del PSOE de Bailén, Víctor Abolafia, insta al alcalde del municipio, Luis Mariano Camacho, a que el…

El gran tobogán acuático regresa a Bailén

10 agosto, 2018 | Redacción Local

Casi se está convirtiendo en una tradición: el tobogán acuático regresa a Bailén el próximo 19 de agosto para mitigar,…

A %d blogueros les gusta esto: